Domingo,30 de abril de 2017

Acusan a Ganemos Pinto de "convertir en okupas" a varias familias del municipio

El PP de Pinto ha acusado al Gobierno local de no prorrogar varios de los alquileres sociales de familias residentes en 32 viviendas del Paseo de las Artes, por lo que terminado el contrato pasan a "convertirse en okupas", según los populares.

"Han permitido que los contratos lleguen a su fin sin tener la opción a renovar, ya que son familias con situaciones económicas muy graves donde no han podido hacer frente a todos los gastos y han contraído deudas con el Ayuntamiento".

El pasado 1 de marzo, la Junta de Gobierno Local aprobó no prorrogar el alquiler social de una de esas familias. "El resultado es que varias de estas familias ya han recibido una carta comunicándolas la rescisión del contrato por no poder pagar el alquiler de la vivienda", se quejan desde el PP.

"NO HABRÁ FAMILIAS EN LA CALLE"

Desde el Ejecutivo municipal han señalado que es "rotundamente falso que se vaya a echar a familias de las viviendas municipales a la calle". Justifican la decisión de no renovar el contrato porque "no han satisfecho de forma reiterada el alquiler pactado y, por ley, no podría prorrogarse ese contrato debido a la deuda que han contraído".

En este punto, Ganemos Pinto carga contra con la gestión del antiguo Gobienro del PP y concretamente contra el edil Salomón Aguado. al que acusan de "utilizar estas 32 viviendas públicas para un plan de alquiler municipal algo más barato que el precio de mercado,adjudicándolas por sorteo a algunas familias que, desde el primer momento, no podían permitirse hacer frente a las mensualidades".

"SOLUCIÓN HABITACIONAL"

Una de las soluciones propuestas por Alcaldía, según exponen desde el PP, es que las familias sigan viviendo en dichas casas y se apunten en el próximo sorteo de quince viviendas en régimen de alquiler social que próximamente tendrá lugar en el municipio.

Se trata de una "solución habitacional", como avanzó el regidro pinteño, Rafael Sánchez, que según el PP "el alcalde hace sabiendo que estas familia no podrán beneficiarse de ella al encontrarse en situación irregular y no cumplir los requisitos, ya que tienen deudas con el Ayuntamiento".

De esta manera, los populares acusan al Gobierno de Ganemos de colocar a las familias en situación de “okupas y la pérdida legal de todos sus derechos". En este sentido, apuntan que "dejarán de percibir la Renta Mínima de Inserción (RMI)" y no podrán "solicitar otra vivienda pública o firmar contratos de suministros, ya que, los técnicos municipales tienen obligación de realizar los informes preceptivos y dar cuenta a la Comunidad de Madrid de la situación actual si perciben cualquier tipo de ayuda pública".