Viernes,26 de mayo de 2017

Carlos Ruipérez: “El Ayuntamiento está para invertir en mejorar la ciudad y sus servicios”

Hace un año y medio, cuando tomamos posesión, nos encontramos con que el anterior Gobierno había tenido una gran falta de previsión y, por lo tanto, había muchas carencias”, explica el alcalde de la ciudad, Carlos Ruipérez. En concreto, el Consistorio se ha visto obligado a hacer intensas gestiones en materia de Sanidad y Educación. En cuanto a la primera, se ha cedido una parcela para un nuevo centro de salud dada la paralización de las obras de ampliación del ambulatorio de la localidad; además, se ha solicitado la puesta en marcha de un servicio de urgencias para Arroyomolinos. En el ámbito educativo, el Ayuntamiento ha cedido una parcela de 55.000 metros para el quinto centro de Infantil y Primaria y para la ampliación del instituto Gonzalo Chacón.

No son las únicas inversiones que tendrá la ciudad en los próximos años. La eficiente gestión económica realizada ha hecho posible que el Consistorio tenga dinero para invertir pese a haber bajado los impuestos en 2016 y tener prevista una nueva rebaja en 2017. “El Ayuntamiento está para invertir en los ciudadanos; el ahorro que se consiga debe destinarse a mejorar la ciudad y los servicios que prestamos”, afirma Ruipérez.

En una primera fase, se destinará 1,3 millones de euros para el desarrollo de mejoras de mantenimiento y nuevos recursos para la ciudad. También para la remodelación de la Avenida de UE, que permitirá un aumento de los aparcamientos y una mayor seguridad en esta vía. 

Pero no quedan ahí las inversiones. Arroyomolinos acaba de aprobar 4 millones para mejorar la eficiencia de la iluminación, lo que permitirá un ahorro en la facturación superior al 60%. Unido a eso, el Ayuntamiento espera recibir 3,2 millones del plan PRISMA, a lo que habrá que añadir otro 25% de fondos propios. “Vamos a gestionar desde el Ayuntamiento estas inversiones. Serán 4 millones que permitirán desarrollar proyectos que consensuaremos entre los tres grupos que conformamos el Gobierno”, señala el alcalde. 

Todo esto es posible gracias a la buena salud económica del Ayuntamiento. “Desde que tomamos posesión, hemos incrementado la Tesorería municipal en un 47%”, explica Ruipérez, que destaca que en 2016 se eliminó la Tasa de Basuras y se redujo el IBI, lo que supuso una reducción de ingresos del 28%. Pese a ello, el Ayuntamiento ingresó más de lo previsto, por ejemplo en el Impuesto de Plusvalías, para el cual el Ejecutivo actual ha ingresado casi 4 millones más de lo previsto inicialmente simplemente “desempolvando” expedientes que no había tramitado el anterior Gobierno. “El Ayuntamiento no solo no debe, sino que es acreedor de alrededor de 14 millones de euros, la mayor parte de ellas son deudas de empresas con el municipio”, explica el regidor de la localidad.

Esa capacidad para ingresar más de lo previsto y, por lo tanto, para tener remanentes para la inversión, es posible gracias a otras medidas de ahorro como la remunicipalización del servicio de mantenimiento de los jardines, que permite rebajar el gasto del Consistorio en casi 400.000 euros anuales, o la creación de una central de compras, que hace posible aumentar los estándares de transparencia en la contratación. 

En cuanto al funcionamiento del Ayuntamiento, se ha sacado adelante un nuevo convenio colectivo para la plantilla municipal, que carecía de él desde hacía casi una década, y la aprobación de una nueva Relación de Puestos de Trabajo.