Miércoles,29 de marzo de 2017

El caso Funnydent no seguirá por vía penal al no detectarse indicios de estafa

El caso penal sobre el cierre de las clínicas Funnydent no seguirá adelante en los juzgados de Navalcarnero al concluir los investigadores que no existe estafa ni blanqueo de capitales, sino que encuadran lo sucedido en el marco de un negocio "en ruinas" y en "una dinámica extravagante" de su propietario, quien "simplemente" no supo llevar bien la gestión de sus clínicas.

Así explican fuentes próximas a la investigación lo sucedido en estas clínicas madrileñas que se extendían en varios municipios como Leganés, Móstoles, Alcorcón y Fuenlabrada, entre otras. El pasado enero, Cristóbal López era detenido tras cerrar los establecimientos sin terminar el tratamiento a sus pacientes, quienes en muchos casos pagaron una suma alta de dinero.

Entonces se abrió un proceso penal, que parece que finalmente no seguirá adelante al decidir su instructora Ana García González su cierre, según las mismas fuentes.

Recientemente, la magistrada del caso ha dictado un auto en el que no ve "pertinente" seguir con el proceso penal. Sin embargo, sí quiere salvaguardar el interés de los afectados. Y lo hace conforme al criterio del Ministerio Público.

Fuentes próximas a la investigación han señalado que los investigadores no han hallado cuentas de ningún tipo respecto a Cristóbal López, quien "simplemente sabe llevar mal sus negocios".

"Tuvo una dinámica extravagante de adquisición de material de prestación de sus servicios y tiró el precio de los mismos al suelo para conseguir más clientela. Además, abrió varias clínicas en un periodo muy breve", detallan.

El pasado 1 de septiembre, la jueza y la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Inspección y Ordenación, ambos desde el ámbito de las respectivas competencias, realizaron las gestiones necesarias para reabrir escalonadamente las clínicas Funnydent.