Sábado,29 de abril de 2017

Cesa de sus funciones el secretario municipal de Moraleja tras desvelarse presuntas irregularidades en su salario

Los continuos cambios de los habilitados nacionales en el Ayuntamiento de Moraleja continúan trayendo de cabeza al equipo de Gobierno socialista. En los últimos días, el secretario municipal Marco Antonio Hurtado Guerra, con plaza de titular en el Ayuntamiento de Griñón, ha cesado en sus funciones.

El secretario municipal, que ejercía estos servicios en Moraleja en régimen de acumulación, pidió la revocación de su nombramiento al desvelarse que sus retribuciones excedían lo marcado por la legislación vigente. Esta decisión la ha tomado después de que se hiciesen públicas las presuntas irregularidades sobre su sueldo.

Según adelantó Al Cabo de la Calle, Marco Antonio Hurtado cobraba más de 2.200 euros brutos mensuales en Moraleja. Según la legislación, el secretario municipal nunca puede tener un salario superior al 30% de la nómina que tiene en el Ayuntamiento del que es titular de la plaza. Si se hubiera cumplido este precepto, Marco Antonio Hurtado hubiera tenido que cobrar en torno a 1.500 euros.

Para compensar esa diferencia, la alcaldesa socialista, Valle Luna, ha justificado los excesos de retribuciones como gratificaciones y complementos  de productividad que se le han concedido al habilitado nacional con carácter retroactivo. Dicha decisión de la regidora contó con el informe contrario de la Intervención municipal.

 Sin embargo la regidora, a través de un decreto de alcaldía, levantó  este reparo argumentando su decisión gracias a un informe jurídico. Fuentes consultadas por Al Cabo de la Calle han indicado que “lo más correcto hubiese sido que se le hubiera exigido al secretario la devolución del dinero incorrectamente cobrado”.

La resolución de la gratificación del secretario provocó, sin motivo aparente, que los trabajadores municipales cobrasen con quince días de retraso, a pesar de haber dinero suficiente en las arcas municipales para abonar los 150.000 euros de la nómina de mayo.

Desde el PP de Moraleja han indicado que “para arreglar lo irregular, la alcaldesa ha decretado conceder como gratificación especial la cantidad en la que se pasaba de su sueldo máximo permitido y con carácter retroactivo desde que le ficharon”.

Marco Antonio Hurtado fue concejal del PSOE en Palencia durante varias legislaturas y volvió a su puesto como habilitado nacional tras perder el poder este partido en la ciudad castellana. Entró a trabajar en Moraleja tras la victoria de los socialistas en las pasadas elecciones locales. Su puesto está siendo suplido actualmente por un administrativo.

Ruth Porta

Por otro lado, la interventora titular de Villaviciosa de Odón, Ruth Porta Cantoni, ha tomado posesión de este cargo en régimen de acumulación en el Ayuntamiento de Moraleja. De esta forma se regulariza la situación de esta habilitada nacional para ejercer de forma oficial este cargo.