Viernes,24 de marzo de 2017

Comienzan las reuniones políticas para elaborar el presupuesto de Leganés

El equipo de Gobierno y los distintos grupos políticos de la Corporación Municipal han mantenido la primera reunión de forma conjunta para elaborar unos nuevos presupuestos. Esta toma de contacto la realizan después de que les fueran presentadas a los concejales de la oposición el borrador de cuentas que asciende a 164 millones de euros.

De esta reunión se levantaron de la mesa los concejales de ULEG, puesto que no quieren negociar unos presupuestos que contemplen la existencia de directores generales en el organigrama del Ayuntamiento tal como están ahora concebidos. Leganemos también se salió de la reunión aunque volverá a la mesa negociadora en la próxima cita, que será el lunes 13 de febrero. 

Tanto ULEG como Leganemos presentaron un documento alternativo para iniciar las negociaciones.  Ambos grupos políticos reclamaban la eliminación de directores generales, un plan contra la pobreza, la finalización de la Biblioteca Central, la rehabilitación de viviendas o la vigilancia de las contratas de servicios, entre otras cuestiones.

Desde el equipo de Gobierno han precisado que en ese documento de mínimos presentado por los dos grupos de la oposición de forma conjunta podrían “aceptar el 95% de las propuestas”. Sin embargo, el concejal de Hacienda, Pedro Atienza, ha lamentado la “actitud de los grupos políticos de ULEG y Leganemos”, ya que a su juicio “con este tipo de comportamientos será imposible avanzar”.

INGRESOS

Desde el Partido Popular han indicado que el equipo de Gobierno debe explicarles de donde van a salir los ingresos que se han presupuestado. “No nos creemos la cifra que presentan”, ha afirmado el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Miguel Ángel Recuenco. 

Además, este grupo político quiere conocer la deuda actual del Consistorio y los compromisos adquiridos para afrontar el pago de sentencias, gastos de personal y contratas de servicios, entre otros gastos.

CONSENSO

Desde el equipo de Gobierno recalcan que “quieren buscar un acuerdo con la oposición para lograr un presupuesto municipal consensuado”.

En la primera toma de contacto se ha acordado el método de trabajo y mantener un calendario de reuniones semanales. En primer lugar se deberá definir el techo de gasto para posteriormente desgranar el dinero que se destinará a cada área del Ayuntamiento. 

El Gobierno pretende que después de las reuniones sobre presupuestos se negocien las ordenanzas fiscales para 2018. La intención del Ejecutivo es presentar un anteproyecto consensuado con el resto de grupos políticos en junio de este año.