Viernes,28 de abril de 2017

Un concejal de ULEG cobra 40.000 euros de Leganés y tiene otro trabajo a tiempo completo

La Tesorería General de la Seguridad Social ha notificado a la Delegación de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Leganés un caso excepcional. A uno de los ediles del partido ULEG, Antonio Almagro Cruz, no se le puede retener la totalidad del dinero correspondiente a los emolumentos que cobra en el Ayuntamiento.

El motivo es que desde este organismo de gestión recaudatoria, dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, se ha “comprobado que el total de las retribuciones computables que el trabajador percibe entre todas las empresas afectadas por la situación de pluriempleo, supera el tope máximo de cotización correspondiente al año en curso”.

Antonio Almagro Cruz cobra en su condición de concejal con una dedicación del 80% unos emolumentos de 40.000 euros anuales, según consta en el portal de Transparencia del Ayuntamiento de Leganés. Por otro lado, desempeña otra actividad profesional en una empresa del sector ferroviario.

Fuentes consultadas por Al Cabo de la Calle han informado que su situación sería ilegal si en vez de trabajar para una empresa privada lo hiciese para una empresa pública. Sin embargo, consideran que no es muy ético que una persona que cobra por una dedicación del 80% de las arcas municipales, siga manteniendo otro puesto de trabajo a tiempo completo.

El Ayuntamiento de Leganés, para cumplir con el oficio emitido por la Tesorería General de la Seguridad Social, sólo está reteniendo de su sueldo una parte menor de lo que debería a este concejal para poder cumplir con el mandamiento de la gestión recaudatoria, según han asegurado esas mismas fuentes a Al Cabo de la Calle

En la resolución emitida por la Tesorería General de la Seguridad Social se indica que “la base de cotización por la que deberá cotizar no podrá ser superior al 56,42% sobre el tope máximo mensual de cotización vigente”.

El concejal Antonio Almagro Cruz supera el tope máximo de cotización desde que comenzó esta legislatura cuando se pactó la liberación de la mayoría de los ediles de la oposición con una dedicación parcial del 80%. Durante la pasada legislatura no existía ese problema debido a que Antonio Almagro ejercía como concejal sin liberación con un salario de 16.000 euros anuales.