Jueves,25 de mayo de 2017

El consejero de Educación asegura que las críticas por la imposición de equipos directivos en colegios e institutos “rallan lo esperpéntico”

Entre 60 y 70 directores de colegios e institutos públicos de la región cambiaron o fueron reemplazados el 30 de junio, "en muchos casos por procesos selectivos" y "siguiendo siempre la legislación vigente", según ha manifestado el consejero de Educación de la Comunidad, Rafael van Grieken.

El responsable regional ha negado en este sentido que se esté separando a directores por cuestiones ideológicas. "Nada más lejos de la realidad. El 30 de junio se cumple el mandato de los directores de institutos. En muchos casos se convoca un proceso selectivo y en otros, correspondiente a jubilaciones y renuncias, se tiene que convocar el reemplazo de ese director. Aquí siempre legalidad vigente, que es la LOMCE y la ley 30 de procedimiento administrativo de sustitución por causas sobrevenidas", ha explicado.

"Nosotros tenemos la obligación que el 1 de julio se hayan nombrado a los nuevos directores. En algunos casos hemos procedido con antelación con concursos de selección y en otros casos a través de la discrecionalidad que nos concede la elección del director. Algunas veces serán los jefes de estudios, otros profesores del centro, o de fuera, como siempre ha sido y seguirá siendo con la normativa vigente", ha indicado.

El consejero ha mostrado su respeto por las críticas de sindicatos y asociaciones por la designación discrecional de algunos directores. "La aplicación de la LOMCE está para cumplirla, como cualquier otra ley y cualquier director lo que tiene que hacer es aplicar la normativa vigente. Ligarlo con que esto esté vinculado a una posición del director, si tienen sospechas fundadas tienen posibilidades de presentar denuncias donde corresponda", ha dicho.

Además, el titular regional de Educación cree que estas críticas "no son ejercicio que ayude a nuestro sistema educativo a verter sospechas sobre personas que son profesores que hacen una labor independiente y que ponen en duda que su opinión académica esté vinculada o no con una determinada directriz de la Administración".

"Rallan lo esperpéntico. Si tienen constancia fehaciente de alguna irregularidad de alguna irregularidad de algún tipo tienen vías para denunciarlo pero dejemos de emitir esas sospechas porque tenemos grandes maestros en el sistema educativo que no se pliegan para nada y tienen sus opiniones independientes. En ellos tenemos que seguir confiando", ha añadido.