Lunes,24 de abril de 2017

Denuncian que una residencia de ancianos de Leganés tira datos privados a la basura

El partido Leganemos ha presentado una denuncia en la Comisaría de Policía Nacional contra la residencia de mayores Geriatros, situada en la calle César García Contonente del barrio de Arroyo Culebro, por no estar gestionando de forma correcta los datos privados de los residentes. Además, consideran que la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid debería abrir una investigación paralela.

Esta denuncia la han realizado tras encontrar en un contenedor ubicado frente a la residencia una bolsa de basura que contenía envases de medicamentos con el nombre de personas escritos a mano. También en dicha bolsa aparecían informes médicos. Acto seguido los representantes de este partido avisaron a la Policía Local que realizó el correspondiente atestado.

El portavoz del Grupo municipal de Leganemos, Fran Muñoz, ha declarado que “tras el aviso de un vecino fuimos a ver lo que ocurría y comprobamos que había medicamentos que no se estaban reciclando como se debe hacer y había numerosos historiales clínicos con datos personales que no tenían que haber sido tratados de esa manera”.

Intimidad

Desde el grupo político denunciante consideran que este hecho es “un atropello a la intimidad de los pacientes de la residencia, creemos que además de la posible vulneración de la Ley de Protección de Datos, estamos ante una situación de absoluta irresponsabilidad por parte de la dirección del centro, ya que, según nos consta, la documentación no se trata habitualmente con el cuidado que se debería”.

Según el partido Leganemos, esta residencia ya ha sido cuestionada en otras ocasiones por el tratamiento de residuos. En la denuncia se especifica que “hacia un tiempo que la empresa privada Geriatros, destinada al cuidado y residencia de ancianos, tenía problemas en la gestión de los residuos generados”. Esta residencia cuenta con 180 plazas de residencia y 40 de centro de día.

Investigación

La Comunidad de Madrid va a abrir dos investigaciones paralelas sobre la aparición de la bolsa con los datos personales e informes médicos de usuarios de la residencia Geriatros. La primera correrá a cargo de la Subdirección General de Control de Calidad, Inspección, Registro y Autorizaciones, que enviará a un inspector al centro para investigar lo ocurrido y el hallazgo de estos datos. La segunda investigación corresponderá a la Dirección General de Atención a la Dependencia y al Mayor, que examinará los pliegos de prescripciones técnicas del centro.