Jueves,30 de marzo de 2017

Elisa Mouliaá: “Mi norte es dejarme llevar por los vientos y lo que me traiga la vida”

Cine -Embarazados-, televisión -Águila Roja, Buscando el norte- y teatro -El cielo que me tienes prometido-. Nada se le escapa a Elisa Mouilaá. Quédense con el nombre de esta bella, sexy y talentosa actriz madrileña porque va a dar mucho de qué hablar, como comprobamos a su paso por Alcorcón con la obra de Ana Diosdado donde descubrimos un desparpajo y una alegría fascinantes.

¿Qué te sedujo de El cielo que me tienes prometido?
Desde pequeña admiro a Ana Diosdado y ya me conocía en Águila Roja. Me hizo la prueba para castellano antiguo y hubo mucha química y tiramos para adelante. El personaje es una preciosidad.

¿Cómo es la Mariana a la que das vida?
Es como el personaje más fantástico de la obra. Si tanto Santa Teresa como la Princesa de Éboli son históricos, el de Mariana es como una alucinación, un ente pero a la vez algo real. En la obra se encuentra con Santa Teresa y le habla descaradamente de qué es el amor e influye mucho en su evolución.

¿Qué papel juega ella entre Santa Teresa y la Princesa de Éboli?
Somos tres mujeres donde la protagonista absoluta es Santa Teresa de Jesús. Mi personaje Mariana está tres cuartos de hora en escena y luego aparece la Princesa de Éboli. Y tanto yo como la Princesa confluimos en la evolución de Santa Teresa. No es que medie entre las dos. Directamente mi personaje es luz y la obra habla del amor espiritual de Santa Teresa, el amor terrenal de Mariana y el amor perdido de la Princesa de Éboli y ahí nos movemos las tres.

Una obra, pues, donde el protagonismo de la mujer es incuestionable
Totalmente. Ana Diosdado lo que quería era tres damas en camisón, desnudas, despojadas de todo tipo de defensa. Una obra que se sostiene en la belleza del texto con una escenografía muy escueta y minimalista, como un tablero de ajedrez con estas tres mujeres.

Lejos del teatro, ahora te hemos podido ver en Embarazados, tu segundo largometraje.
Ha sido maravilloso. Paco León es una persona muy sensible y a la vez muy generosa como actor. Es una comedia muy tierna, muy emotiva y a la vez muy divertida porque la gente que ya empieza a pensar en tener hijos se va a sentir identificada. Animo a todo el mundo a verla porque sales del cine con una sonrisa.

Y sin parar de estrenar, llega, Buscando el norte. ¿Qué te ha aportado este trabajo?
Me está aportando muchísima luz. Nunca he desarrollado durante tanto tiempo un personaje cómico y me estoy poniendo en la energía de una mujer muy mandona, muy responsable, ordenada, incluso a veces repelente. Entonces esta cosa histérica está siendo muy divertida hacerla. Creo que la gente se lo va a pasar muy bien. Toca, además, temas bastante actuales como la crisis, que la gente tiene que irse fuera a buscar trabajo, el tema de las relaciones a distancia, como se quiebran y lo difíciles que se hacen. Y todo lo lleva desde un punto de humor muy agudo que se va a colar en las casas muy fácilmente.

Al contrario que los protagonistas y con tanto proyecto entre manos, parece que tu norte lo tienes bien encontrado.
Mi norte es dejarme llevar por los vientos y lo que me traiga la vida. Estar abierta a lo que me va a ocurriendo y hacerlo muy bien. Y aprovechar cada proyecto que me viene, trabajarlo desde el principio hasta el final y disfrutar del proceso de creación y su promoción. Creo que el compromiso tiene que ser de principio a fin y sí (sonríe), ese es un poco mi norte.

¿Alguna vez te has sentido tentada a probar suerte en el extranjero?
La verdad que he hecho cosas en Praga o Bélgica y he tenido muy buenas experiencias. Ahora estoy muy centrada en trabajar en España, entonces creo que si me surge la oportunidad de trabajar fuera, obviamente no voy a decir que no, porque tengo toda la fuerza y energía de coger todo lo que me venga, pero estoy muy centrada en mi carrera aquí.

Buscando el norte, que se suma a tu bagaje en Águila Roja o Rabia. ¿Crees que goza de buena salud la ficción televisiva española?
Sí, además que da trabajo a muchísimas familias. Genera una productividad en España muy importante y además estamos en un momento muy importante, porque la televisión es una plataforma en la que se puede ir mostrando el trabajo bien hecho a largo plazo y de calidad y esperemos que sea así por mucho tiempo.

Ya acabamos, a la espera de un gran papel protagonista, ¿Cómo te gustaría que fuese?
Me encantaría hacer más cine y desarrollar un personaje con sustancia, con peso y una vida compleja. Si me pongo a soñar, me gustaría tener una personaje con carácter y empaparme de sus circunstancias y hacer ese trabajo de campo.

 

ELISA MOULIAÁ EN CUATRO PASOS

Signo del Zodiaco: Capricornio
Última Película Vista: Le llaman Bodhi
Último Libro Leído: Inmersión, Christophe Ono-dit-Biot
Lugar Para Perderse: Venecia