Lunes,22 de mayo de 2017

Guillermo Magaña, un ejemplo de superación y amor a la pintura

Guillermo Magaña Linares es de Loranca, tiene 21 años, síndrome de Down y es un maestro de la pintura. ¿Es posible? Por supuesto que sí, ya que Guillermo, como pudimos saber en su visita a la redacción, tiene un talento innato para las artes plásticas.

Carboncillo, lapicero, óleo, pastel, tiza, acrílico son los estilos dominados por el joven fuenlabreño que, por primera vez, expone sus trabajos en la Junta de Distrito de Loranca a partir del 13 de febrero, aunque será el viernes 17 cuando, a partir de las 19.00 horas, se inaugure la muestra compuesta por 25 cuadros para todo el público que quiera ver, como observamos en el periódico, la pericia con el pincel de este joven fuenlabreño, que además nos confesó ser un amante de la natación y del estilo mariposa.

Hace cinco años aproximadamente, Guillermo ganó el Premio de Pintura rápida de Rivas Vaciamadrid para personas con discapacidad intelectual, valorado en 500 euros y que destinó, nos relataba divertido, para comprar una televisión.

Guillermo, aparte de ser un orgullo para sus padres y profesores de pintura, Evangelina y Roberto que han promovido esta exposición, es un ejemplo de superación que compagina su amor por la pintura -quedó fascinado en la Capilla Sixtina como nos reveló- con sus estudios administrativos. La de Loranca será su primera exposición a la espera de muchas más.