Lunes,22 de mayo de 2017

Ignacio Aguado: “Nuestro objetivo es acabar con la falta de equidad entre el norte y el sur de la región”

La Comunidad de Madrid tendrá presupuestos gracias al acuerdo entre Ciudadanos y el PP. Un pacto en el que se contemplan importantes inversiones para la zona sur de la región. De este y otros temas habla para Al Cabo de la Calle el líder de la formación naranja en la Comunidad, Ignacio Aguado.   

¿Cuál es la partida que mayor satisfacción le ha dado poder incluir en los presupuestos?

Todas. Son todas muy importantes. Sobre todo proyectos educativos y sanitarios. Las partidas que van dedicadas a políticas sociales han aumentado un 7,3% y también es un buen logro. En Justicia hemos sido capaces de triplicar el presupuesto que iba destinado a gastos de sedes o en infraestructuras. En general, creo que estos presupuestos son mejores que los de 2016 y estoy satisfecho con todo lo que hemos podido conseguir, siendo un partido que está en la oposición, que sólo tiene 17 diputados, pero que son los más rentables. Con 17 diputados somos capaces de condicionar las prioridades de un Gobierno regional que a día de hoy va a tener que ejecutar para 2017 18.538 millones de euros. Es verdad que no reflejan el ideal de la Comunidad de Madrid que nos gustaría, porque no gobernamos nosotros pero sí se parecen algo más a lo que nos gustaría que fuera.

Transportes es una de las materias más deficitarias de la zona sur y en las que Ciudadanos está centrando sus esfuerzos recientemente.

En la zona sur de hay un problema de ausencia de infraestructuras, transportes,  accesos o mantenimiento de carreteras como la 506. Por ejemplo en esta vía hay una inversión  prevista en mantenimiento y reasfaltado para intentar reducir la siniestralidad. En el sur nuestra apuesta a medio plazo es que esa falta de equidad entre el noroeste y el suroeste se vaya equilibrando, porque somos la región con más desigualdad de Europa. Hace falta apostar por revertir los recortes que se han hecho, también, en sanidad y educación y ahí hemos logrado la bajada de las tasas de escuelas infantiles, las tasas universitarias y hemos conseguido 2 millones más para becas de la excelencia. 

En Alcorcón es obvio que existe un problema político y ustedes son clave para resolverlo. ¿Se descarta totalmente la moción de censura?

Nosotros hemos sido coherentes con lo que pensamos. Podríamos haber mirado a otro lado, pero escuchamos esas declaraciones que no eran un calentón. Es una manera de pensar de un señor que representa a 180.000 vecinos de Alcorcón. Es inaceptable. Y por eso pedimos a Cifuentes que le apartara de la Alcaldía, que no teníamos ningún tipo de interés en que el PP dejara de gobernar Alcorcón, pero queríamos que David Pérez no fuera quien liderara ese proyecto. Parece ser que ellos apuestan todas sus cartas a esta persona y les da igual el proyecto, les da igual seguir gobernando porque están abriendo la posibilidad de que haya una moción de censura. No quiero adelantar acontecimientos, ni plantear posibles mociones de censura. Me parece que ese sería el último recurso. Pero, a día de hoy, todas las alternativas están abiertas y me gustaría que el PP recapacitara. Que viera que están poniendo en crisis la gobernabilidad del Ayuntamiento de Alcorcón. 

¿Serían partidarios de dar el Gobierno al PSOE?

No lo hemos planteado a día de hoy. Nosotros somos pacientes y prudentes, no somos quienes bloquean, son ellos. Si hay que tomar alguna decisión al respecto ya veremos con qué términos y en qué condiciones. Pero a día de hoy no nos hemos planteado hacer nada más de lo que ya hemos hecho, que es romper relaciones con el PP.

En este sentido, existe la sensación de que en la Comunidad de Madrid son muy exigentes con la petición de dimisiones y no en el resto de territorios. ¿Intentan quitarse el sambenito de que son la marca blanca del PP y aquí hay que demostrar más?

Nosotros somos exigentes e intransigentes con la corrupción. Entiendo que haya intereses por intentar distorsionar lo que hacemos. Ante situaciones excepcionales hay que poner medidas excepcionales y eso fue lo que exigimos a Cifuentes. Estamos satisfechos, pero en Andalucía también ha dimitido mucha gente como Chaves y Griñán. También dimitió el director general de minas y muchos otros. PP y PSOE son dos partidos viejos que están de corrupción hasta arriba y nos toca a nosotros fijar el límite tolerable para poder ocupar un cargo público. Somos nosotros a los que miran cuando hay imputados de los viejos partidos y nos miran para decirnos qué vais a hacer. Nosotros somos el termómetro que decide cuándo una persona tiene que salir o no. Hace dos años eso no pasaba. Hace dos años había muchos imputados y ahora no. Los acuerdos son muy parecidos y los aplicamos. Usamos nuestra fuerza para exigir que se vayan.

En otro asunto, Ciudadanos abandera la propuesta de declarar ‘gay friendly’ a muchos municipio. ¿Es un compromiso o una forma de captar votos?

Venimos de la sociedad civil y sentir esos postulados. No intentamos ir hacia ningún lado porque ya estamos ahí. A diferencia de otros partidos, que si que tienen que girar hacia un lado o a otro para intentar captar votos, nosotros nacimos en el centro político con un programa que es progresista en lo social y liberal en lo económico y en esa parte progresista en lo social está el reconocer derechos a minorías, garantizar la igualdad y que no haya discriminacuión por razón de identidad de género u orientación sexual y esta propuesta va en esa misma línea. Aquí hay un colectivo que está sufriendo agresiones en Madrid y en toda España que hay que defender jurídicamente y hay que concienciar a la población de que tienen derecho a sentir y a ser lo que quieran ser. 

Por otro lado, ¿cómo valora el posible ‘castigo’ a Errejón de ser candidato a la Comunidad de Madrid?

Me da rabia que para algunas formaciones políticas sea un castigo ser candidato a la Comunidad de Madrid. Para  intentar resolver sus problemas internos apartan a una persona y en vez de mandarlo a Siberia, como hacían los comunistas, lo mandan a la Comunidad de Madrid, siendo una plaza de primer orden.