Miércoles,24 de mayo de 2017

La escuela de fútbol sala para refugiados de Alcorcón es ya una realidad

Fiel a su vocación hospitalaria, Alcorcón ya cuenta con una nueva escuela de fútbol sala destinada a la integración de refugiados. Nacida al amparo del convenio firmado en su día entre la Fundación Deporte Integra y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), esta escuela ha iniciado sus actividades con 15 jugadores de diferentes nacionalidades que acuden a entrenar cada miércoles al pabellón M-4 por espacio de hora y media.

Según explica el presidente de la Fundación Deporte Integra, Enrique Álvarez, “esta escuela de fútbol sala es un servicio más hacia los refugiados para cubrir no solo la parcela formativa, sino también la de ocio y deporte”, especifica.

La puesta en marcha de este proyecto ha sido de lo más prometedora “porque cuenta ya con 15 chavales que están disfrutando mucho y andan encantados de la vida con esta escuela, sobre todo ahora en invierno. El hecho de poder tener a su disposición una cancha de fútbol sala perfectamente acondicionada es algo fantástico para ellos”, reitera.

El origen de esta iniciativa se remonta, como decíamos, “al convenio entre la Fundación y CEAR. Nosotros damos a estos refugiados clases de formación en español, ayuda psicológica, y luego también clases de iniciación a la informática para que puedan disponer de mas herramientas a la hora de obtener un trabajo”, ya que el fin último del proceso “consiste en la integración laboral”.

Esta escuela cuenta también con la colaboración del Ayuntamiento de Alcorcón, que cede las instalaciones de manera gratuita a sabiendas de los beneficios que conlleva este proyecto. “El fútbol sala es una gran herramienta de integración porque a nadie se le escapa que el idioma del fútbol es universal”, sostiene Álvarez antes de precisar que entre esta quincena de refugiados “hay sirios, eritreos, senegaleses, ucranianos, y marroquíes. Muchos de ellos proceden de zonas de conflicto”, lo cual no les impide “tener cierto nivel. De hecho algunos de ellos tienen muy buenas maneras sobre la cancha”, detalla.

Por el momento la escuela limita sus actividades al entrenamiento de los miércoles, pero no está descartado que de cara al futuro pueda organizarse algún partido amistoso. “La iniciativa es bonita y lo que hacemos es darles herramientas para su desarrollo a todos los niveles”, apostilla.