Jueves,30 de marzo de 2017

Un millón para acabar con las aguas fecales en Las Suertes

El Ayuntamiento de Griñón negocia con el Canal de Isabel II la solución que podría acabar con el vertido de aguas fecales en el arroyo de El Prado, conocido también como Las Suertes. La solución tendría un coste cercano al millón de euros, según fuentes municipales.

El problema, dicen en el Ayuntamiento de la localidad, es que el Gobierno dirigido por el PP recepcionó las obras del colector contruido para llevar esas aguas residuales a una depuradora cercana pese a que le faltaban 217 metros por construirse.

El caso, dice el Consistorio, gobernado ahora por Ciudadanos Independientes de Griñón, está en manos de la Fiscalía de Medio Ambiente, que deberá estudiar si se cometió algún delito en esta actuación, que se financió a través del plan de inversiones Prisma. 

El Ayuntamiento ya tuvo que hacer frente a una multa por parte de la Conferencia Hidrográfica del Tajo debido a los vertidos en el arroyo, y posteriormente ha amenazado con nuevas sanciones. 

Al parecer, según el Ayuntamiento, el colector mide algo más de 823 metros cuando debería medir más de 1.040 metros, por lo que faltarían 217 metros de colector.

Un informe del Canal de Isabel II de este mismo año indica que en estos momentos el colector está provocando vertidos ilegales continuos al arroyo y que la red de alcantarillado municipal “tiene conectadas sus aguas fecales de manera indebida a dicha infraestructura”. Se viernten 169 metros cúbicos diarios.

Por ello, tendrá que hacer obras para solucionar el tema. En principio, el coste podría ascender a poco menos de un millón de euros, si bien el proyecto completo podría costar más de 4,5 millones.