Jueves,30 de marzo de 2017

"No veo a Porras capacitado para ser alcalde de Griñón"

¿Por qué se ha distanciado del Gobierno municipal?

Mi distanciamiento no ha sido de ahora. Ellos nunca han querido que estuviese acoplada dentro del equipo de Gobierno. El cuatripartito (formado por tres formaciones independientes y los socialistas) no ha funcionado en consenso. Casi desde un principio se me ha tenido apartada de muchas decisiones y ahí mis opiniones no valían para nada.

Poco a poco la separación ha sido más evidente. En principio, estas personas pusieron una línea. En Conservadores por Griñón (su formación) somos dos concejales: uno (José María Porras)se ha separado del partido y ha hecho afinidad con los otros dos independientes.

Yo no he provocado nada, como quieren dar a entender. Han intentado aislarme. Yo he luchado por mi programa electoral y no decir sí a todo. Eso no ha gustado y siempre hemos tenido muchos tiras y afloja. Ahora es público, pero las luchas internas han sido constantes.

¿Está manejada por una mano oscura?

No es cierto. Es muy fácil decir eso. Suena a excusa y a burdas mentiras. Se escudan en personas que no son públicas y no están gobernando. Eso no se lo cree ya nadie. Tengo voz, voto e ideas, y estoy dando la cara y tengo una responsabilidad. No voy tragar con todo.

¿Tiene un pacto con el PP?

Ninguno. Ni lo he mantenido y no lo mantengo. Se me ha acusado de estar a pachas. Es incierto, mentira y ellos lo saben. Incluso mi compañero de partido, por llamarlo de alguna manera, me lo reconoció. Huelo que todo esto está preparado por tres personas que quieren buscar una cabeza de turco. No hay pactos ni intereses ocultos. Mi objetivo era sacar adelante mi programa electoral.

¿Qué  presiones ha recibido por no garantizar su voto a José María Porras?

Desde que me marche hasta impedirme consultar algún documento del Ayuntamiento. He tenido que solicitar por registro decretos de mi propia Concejalía porque no se me han entregado ni se me han permitido verlos.

¿Se siente discriminada?

Totalmente, desde el principio. Ha habido verdaderas faltas de transparencia en procedimientos y no había ninguna consideración que se tomase en cuenta. Estamos gobernando con un cuatripartito porque no queda otro remedio, pero a mí lo que me importa es mi partido y el coste político que pueda tener, y eso mi compañero no lo ha visto.

¿Renunciará a su acta de concejal?

No. No voy a renunciar pese a que me han pedido que me vaya y les he dicho que no. Yo no me tengo que ir porque estoy para trabajar por Griñón y para sacar adelante mi programa junto con mi partido. Estaré ahí y aguantará hasta que termine la legislatura. Me digan lo que me digan y me pongan como me pongan. Y soy de Griñón, que es lo que más me duele, pero yo me comprometí con Griñón y estaré hasta el final.

Sí es verdad que la anterior legislatura renuncié a mi acta del PP. Mi partido nunca ha negado que somos del PP a nivel regional y nacional. Así lo hicimos saber en campaña electoral y en folletos. Pero no confesábamos ni comulgábamos con las acciones que en su momento tomaba José Ramón Navarro (presidente del PP local).

No quedó más remedio que irse del PP. Se batalló dentro del PP y no se consiguió nada. Por eso creamos un partido independiente. Y así nos presentamos a las elecciones, en las que sacamos dos concejales con un partido que tenía dos meses de vida.

Para nosotros, sacar dos concejales, dice mucho. (La alcaldesa) María Antonia llevaba años para sacar algo en Griñón. La gente nos conoce y sabe cómo somos. Y no tuvimos reparos en decir que las cosas estaban mal hechas.

¿Volverá al PP si se va Navarro?

De verdad que no he pensado en esta posibilidad. Lo digo de verdad. Ni se me ha pasado por la cabeza porque estoy enfrascada en mis asuntos del Ayuntamiento y en sacar esto adelante. Para mí, el PP está ahí, es la oposición y un grupo más que hay que respetarle, pero no me paro a pensar qué voy a hacer ni donde voy a estar.

Yo vivo este momento, que es lo peor que me ha pasado en política. Me siento engañada y humillada. Y encima se permiten el lujo de decir lo que les da la real gana. Es una situación muy mala porque estoy sola contra seis personas.

¿Con quién sufre esas desavenencias?

Sobre todo con estos tres (Díaz, Porras y el concejal Fernando Tejero), artífices de las desavenencias. El PSOE no sé dónde está. Hace mucho que no hablo con los socialistas porque incluso han cortado las reuniones de concejales porque dicen que no se fían de mí y que hay desconfianza.

Veo al PSOE muy ambiguo, pero Díaz, Porras y Tejero formarán un partido político más fuerte para la próxima legislatura.

¿Teme que la alcaldesa le destituya?

No. En ese caso, lo tomaría como una venganza personal y como lo que hace: no gobernar. El Ayuntamiento es como un supermercado y no se puede tomar decisiones a la ligera ni gobernar por ocurrencias, como ocurre ahora.

Me enteré de que se iba a reducir la tasa de basura un 10% por una llamada de Al Cabo de la Calle a la alcaldesa. Estábamos con ella en una reunión. Pedí documentación, papeles y estudios para ver por qué se reduce un 10% y no un 20% o ver por qué no se eliminaba.

Se le comenté a la alcaldesa que no informase de ello porque se estaba estudiando esa posibilidad y había concejales que ni siquiera se habían enterado.

Pero había que llevar a pleno la tasa de basura porque imagínate como quedas políticamente si anuncias que reduce la tasa de basura y al final no lo haces. Quedarías como una mentirosa y al final se llevó a pleno en malas condiciones.

¿Ve capacitado a Porras para ser alcalde?

No. Ni a él ni a María Antonia (Díaz). Yo en ningún momento he dicho que no voy a votar a Porras. Lo han querido poner ellos en mi boca. No lo veo capacitado por su trayectoria en estos dos años. Siempre he dicho que lo que tiene que hacer la alcaldesa es dimitir, porque está reflejado en un pacto, y luego votaré en conciencia. Tendría que pensarlo detenidamente.

¿Contempla ser la próxima alcaldesa?

No. De ninguna de las maneras. Un no rotundo. Jamás. La gente que me conoce sabe que mi lucha no es esa.

¿Se puede reconducir la situación?

No sé si se podrá por todo lo que me han hecho. Me cierran puertas porque dicen que desconfían de mí. Y no se me facilita nada. Me han puesto un veto y me he cansado.