Sábado,29 de abril de 2017

Nuevo enfrentamiento político en Moraleja por la recogida de basura

El Gobierno socialista de Valle Luna quiere acabar con la imagen de suciedad que se está produciendo en las zonas donde están instalados los nuevos contenedores de basura.  Para ello recuerda a los vecinos y comerciantes que tienen la obligación de depositar los residuos en bolsas cerradas, del tamaño apropiado y en el interior desus respectivos contenedores.

Desde el Consistorio informan que en la ordenanza municipal se establece  la existencia de un horario determinado para depositar los residuos y que está totalmente prohibido el abandono de cualquier basura en el exterior de los contenedores.

Además, recuerdan que el Ayuntamiento puede imponer sanciones desde 300 hasta 3.000 euros dependiendo de si la infracción es leve o muy grave. También se pide la colaboración ciudadana para comunicar a la Policía Local cualquier incidencia con el servicio.

Desde el PP de Moraleja indican que uno de los motivos que provoca la suciedad junto a los contenedores es que “la basura no se recoge todos los días”. Por este motivo los vecinos se encuentran a menudo con los contenedores repletos y rebosantes, según los populares.

De forma irónica, este partido se pregunta si el vecino debe volver a su casa con la bolsa de basura cuando se encuentra el contenedor lleno. También cuestionan al Ayuntamiento si multará a las personas que depositen la basura junto a los contenedores. “No nos ofrecen ninguna solución para los problemas, solo demagogia y amenazas”, añaden los populares.

El Ayuntamiento de Moraleja informa que los restos de poda deben colocarse embolsados en las puertas de los domicilios para ser recogidos y no en los contenedores. Se recuerda que los residuos procedentes de construcciones y reparaciones deben depositarse en contenedores y sacas; mientras que para deshacerse de electrodomésticos y mobiliario existe un Punto Limpio.

Otro asunto que ha generado polémica en las últimas semanas ha sido la presencia durante dos meses de montones de rastrojos y piedras en la zona de Los Salmueros, junto al camino de Humanes, después de que previamente se haya llevado a cabo la limpieza de la zona para evitar incendios.