Martes,28 de marzo de 2017

El Pleno de Leganés aprueba la readmisión de los 38 trabajadores municipales despedidos

El Pleno del Ayuntamiento de Leganés ha aprobado este lunes una modificación presupuestaria de 10 millones para que el Ayuntamiento readmita a los 38 trabajadores municipales despedidos en enero, garantizar las nóminas municipales hasta final de año y afrontar suministros y pagos de deudas a bancos.

El PP ha votado a favor, mientras que los tres Grupos de la oposición -PSOE, IU y Unión por Leganés (ULEG)- se han abstenido, lo que ha posibilitado que prosperase la propuesta.

El concejal de Hacienda, Javier de Diego, ha comenzado su intervención defendiendo la necesidad de aprobar la modificación, que ha peligrado cuando el alcalde, Jesús Gómez (PP), ha informado de que los tres puntos de ésta debían votarse de manera conjunta.

El Gobierno municipal había presentado la moción con tres puntos: uno de ellos se refería al capítulo de Personal, con el montante necesario para readmitir a los 38 interinos despedidos en enero y garantizar las nóminas municipales.

El segundo punto hacía alusión a las partidas para suministro, mantenimiento y gasto corriente e instalaciones municipales; y el tercero, a la deuda con bancos. El Ejecutivo necesitaba al menos la abstención de uno de los Grupos de la oposición para que prosperase la modificación.

Las discrepancias han llegado cuando la Interventora municipal, Icíar Fernández, ha explicado que la prelación que impone la legislación obligaba a amortizar en primer lugar la deuda municipal.

El portavoz de IU, Raúl Calle, que había expresado su conformidad con los dos primeros puntos, ha objetado que su Grupo se negaría a hacer efectiva en primer lugar el pago de la deuda con bancos, posicionamiento que también defendió el PSOE, cuyo portavoz, Rafael Gómez Montoya, ha responsabilidad al Ejecutivo local de una "pésima gestión" que ha derivado en un incremento de la deuda.

El problema ha llegado en el momento de votar. La oposición ha reclamado el voto de los tres puntos por separado. El alcalde ha ordenado en ese momento un receso para que los portavoces de los cuatro Grupos analizasen el asunto y, finalmente, se ha votado de manera conjunta, aunque dejando claro el posicionamiento de cada formación política ante cada punto.

Finalmente, la modificación presupuestaria ha prosperado. Calle ha justificado la abstención de su Grupo porque ésta facilitará la "readmisión de los trabajadores", así como la reapertura de la piscina cubierta de El Carrascal (cerrada por falta de combustible para la calefacción), y porque impedirá que otros 80 trabajadores de la Ciudad Deportiva La Fortuna pudieran perder su puesto de trabajo al tener que cerrar la instalación.

Aprobado Legatec

Durante la sesión, el Pleno ha aprobado igualmente el desarrollo de la segunda fase del polígono empresarial 'Leganés Tecnológico' (Legatec), al votar IU a favor porque la "prioridad" es la creación de empleo, y abstenerse el Partido Socialista y ULEG.

En este sentido, el portavoz de la coalición se ha remitido a las palabras del coordinador general de IU-CM, Eddy Sánchez, quien esta mañana anunciaba el voto a favor porque, según ha argumentado, la "prioridad absoluta" de IU "es la creación de puestos de trabajo" con 'Legatec'.

En este caso, el Gobierno local precisaba de mayoría (14 concejales) para sacar adelante la propuesta, lo que obligaba a que uno de los tres Grupos de la oposición votase a favor.

El desbloqueo de 'Legatec' permitirá que el Ayuntamiento no tenga que afrontar posibles sentencias por reclamaciones de los propietarios de suelo de la primera fase.

En este sentido, el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Recuenco, ha recordado que esta cantidad podría alcanzar los 140 millones de euros sólo con que el 10 por ciento de los propietarios decidiese iniciar acciones judiciales.

Por su parte, el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, ha asegurado que el desarrollo de este enclave empresarial contiene "muchos claroscuros" y ha apelado a la necesidad de un "debate más profundo" en el que se analice la actitud de la Comunidad de Madrid respecto al municipio.

De igual forma, el portavoz del PSOE, Rafael Gómez Montoya, ha asegurado que se precisa de "un debate mucho más amplio", tras reiterar que la Comunidad de Madrid estuvo "torpedeando" la pasada Legislatura este desarrollo, cuando gobernaban PSOE e IU.