Viernes,28 de abril de 2017

Por las siglas de las siglas, Amén

En estos tiempos que estamos viviendo, en donde al parecer y sin parecer, somos testigos de la devastación que están sufriendo los partidos políticos, aquí vengo yo (inocente de mí) a reivindicar algunas que otras siglas políticas, por las que muchos y muchas sufrieron detenciones, torturas e incluso la muerte.

Parece ser que la propia Memoria Histórica que tanto se nos ha llenado la boca en defender, tiene que dormir como cual Blancanieves comiéndose la manzana envenenada, y olvidar la tan traída llevada Transición Española de los finales de los  70, ya que de nada sirve e incluso es la culpable de todos los problemas que asolan nuestro país. No seré yo quien lleve la contraria en cuanto a un cambio tan necesario en la Constitución del 78, un cambio en los modos políticos y la propia transformación de esta sociedad que es al fin y al cabo lo que nos está demandando el Pueblo Español, y digo pueblo español ya que soy de las que piensa que cuando hablamos de “ciudadanía” entran desde personas a las que se quiere excluir de nuestra sociedad, los Señores de IBEX 35 y todos aquellos que desde fuera y desde dentro nos han llevado a la mayor catástrofe en pérdidas de Derechos Laborales y Derechos Sociales. Pues bien, en esta España Nuestra, como decía Cecilia en su canción, esos Derechos Laborales y esos Derechos Sociales, que la Clase Trabajadora (y esa sí que es una Clase y no una casta) estamos defendiendo con uñas y dientes desde hace unos cuantos de años, siempre han estado en esa defensa el  PCE e IU.

No puedo estar de acuerdo en olvidarnos de esas Siglas con ideología propia, gusten más o gusten menos, unas Siglas con MAYÚSCULAS que son las que pertenecen al PCE e IU.
No ‘podemos’ olvidar que tras ellas, ha habido y sigue habiendo miles de personas que tienen o tenemos un ADN diferente. Un ADN luchador, generoso, transformador y mayoritariamente ético (por ellas y mi propia ética, dimití). Por eso asisto con estupor a entrevistas en las que se quiere olvidar a las Siglas a las que representamos y dar pábulo a vender la piel del oso antes de cazarlo y eso lo único que hace es deteriorar esas Siglas a las que muchos y muchas respetamos.

La defensión hacia el PCE e IU, nada tiene de incompatible con creer y apostar por una Convergencia con otras formaciones políticas de la izquierda, con Mareas, Movimientos Sociales, etc, etc. Me rebelo contra los que las quieren acorralar en una esquina y marginarlas. Son Siglas con muchas gentes detrás que queremos transformar la sociedad, con la propia sociedad y no quedarnos en reformas que siempre hay que volver a reformar.

Vídeos de YouTube relacionados

Loading...
Loading...