Domingo,30 de abril de 2017

Residencia de Mayores de Alcorcón: crónica de un desastre anunciado

Hace algo más de una semana, un anciano de 82 años aparecía muerto en el jardín de la Residencia de Mayores de Alcorcón gestionada por la Comunidad de Madrid, después de que un día antes, compañeros del residente, alertaran de que el hombre no se había presentado como de costumbre a la cena. A pesar de ello, nadie del centro se percató hasta un día después, cuando el varón fue hallado muerto.

Un hecho desgraciado que  evidencia la crónica de un desastre anunciado y denunciado por la Plataforma de familiares de la Residencia de Mayores, fundada el pasado verano. “Llevamos tiempo advirtiendo las deficiencias y una vez más el protocolo ha fallado, pero en este caso, de forma muy grave”. explica su portavoz Luis de Miguel. 

En este sentido, De Miguel insiste en que “hemos venido diciendo que uno de los principales problemas es la falta de personal. Tenemos un dosier que hemos entregado a la Defensora del Pueblo, que admitió a trámite nuestra queja, aunque en febrero nos contestó por carta que no había recibido ninguna documentación de la Consejería de Sanidad, y así seguimos hasta la fecha”.

El portavoz de la Plataforma se queja amargamente de que “esto ha sido nefasto. Que no te avisen de una cita médica, vale, pero que una persona muera y no se den cuenta es muy grave”.

La queja de De Miguel también se extiende a los sindicatos, que “nunca han querido reconocer la falta de personal”, pese a que los trabajadores ya hicieron concentraciones en este sentido. Algo que podrá volver a suceder a principios de mayo cuando, a la espera de permiso y confirmación, la Plataforma se concentrará a las puertas de la Residencia. 

Por su parte, la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid ha asegurado que el centro cumple con el ratio de personal por interno, según parámetros de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS). Sin embargo y pese a esta declaración, De Miguel se queja de que “esa ratio no está publicada en ningún lado” y denuncia que “la dirección nos dijo que por cada reclamación que pusieramos, mirarían el turno correspondiente para expedientar al trabajador, lo que es una forma de generar conflicto”, lo que a su juicio “deriva en estos errores”, explica finalmente.

JUICIO

El juez de Instrucción número 3 de Alcorcón, Agustín Carretero ha citado a declarar el viernes, 21 de abril, a dos enfermeras de la Residencia de Mayores de Alcorcón por la muerte del residente de 82 años. 

A juicio de la Plataforma de familiares de la Residencia de Mayores “la dirección se ha quitado el muerto de encima. La gerencia no se ha querido responsabilizar y han hecho lo fácil, lo que no quita que estas dos personas puedan tener responsabilidades”. Desde la Plataforma creen que  el fallo se pudo deber “la falta de flujo de comunicación entre el personal”. En este sentido, insisten en que en el turno de noche en la Residencia “hay 4 trabajadores para 220 residentes”.

Además de la investigación judicial, la propia Residencia ha abierto un proceso interno para esclarecer las causas del fallecimiento.