Jueves,30 de marzo de 2017

Se pospone el juicio por presuntas amenazas a un trabajador de ESMASA

Los líos en la Empresa Municipal de Recogida de Basuras de Alcorcón (ESMASA) tienen visos de prolongarse en el tiempo. Un trabajador de la empresa, con un 44% de discapacidad, denunció a otro por presuntas amenazas. El juicio estaba previsto para este pasado viernes pero, finalmente, se suspendió “porque no estaba proveído el escrito de la personación de ESMASA como parte”, hecho que se producía este lunes.

La causa judicial de este incidente, por tanto, sigue abierta, toda vez que la vía administrativa ha quedado cerrada tras la última reunión de la dirección de la empresa. En ella se iba a decidir, previo al juicio suspendido, aplicar la sanción máxima al presunto amenazador. Esto es, el despido. Sin embargo, los vocales del PP (tres) se quedaron solos en la votación, ya que los representantes de la oposición  (cuatro en total, uno por cada partido) se abstuvieron sin alcanzar acuerdo, salvo el de Ciudadanos, Alfonso Reina, que se salió de la reunión, al considerarse parte implicada.

Y es que el líder de Ciudadanos en Alcorcón, tras conocerse el incidente entre ambos trabajadores trató de mediar desde un primer momento para que ambos arreglasen el conflicto sin recurrir a la vía judicial. “Lo hice porque, además, el supuesto agredido me escribió para contarme lo que había pasado y por ello tomé partido, pero siempre para ayudar a solucionar este conflicto”, asegura el líder de la formación naranja en Alcorcón, que llegó a crear un grupo de WhatsApp con ambos trabajadores bajo la denominación ‘Lo arreglamos o lo arre’. Allí, según ha podido saber este periódico, Reina decía a ambos empleados “solo digo que hay demasiados enemigos comunes y un objetivo y así solo ganan ellos. Espero que lo arregléis”.

Esta versión del líder de Ciudadanos contrasta radicalmente con la del denunciante, quien se sintió “presionado” por Reina y al que ha apoyado la Federación de asociaciones de personas con discapacidad (FAMMA). “Al principio se mostró amable, pero lo que intenta es cambiar mi versión, no sé por qué, y no estoy dispuesto a que se dude de mi palabra”, explica el denunciante, quien se sintió “humillado” por el otro trabajador de ESMASA. En este sentido, Reina, en uno de los WhatsApp,  que el denunciante ya ha puesto en conocimiento de sus abogados, explicaba que “sabes que X, aunque a veces se calienta, nunca te haría nada”.

Esta relación de WhatsApps   han indignado al trabajador que denuncia las presuntas amenazas de otro compañero. “No tenía que meterse en un asunto que no le concierne. Intentan desprestigiarme”, asegura, y se pregunta si “¿es normal que un cargo público haga un grupo de whatsapp sin mi consentimiento?”.

EXPLICACIONES

Después de saber que el trabajador de ESMASA ha denunciado también presiones de Alfonso Reina, el líder y portavoz de la formación naranja en Alcorcón ha querido salir al paso de esta acusación. “En ningún momento he tratado de presionar, todo lo contrario; he tratado de ayudar en lo posible a solucionarlo”.

Así, Reina cree que “como miembro del consejo he apostado siempre porque todos los procedimientos que se lleven a cabo en una empresa pública tengan la máxima transparencia y en este caso espero que el proceso siga adelante y la justicia lo esclarezca finalmente”.

El juicio entre ambos trabajadores, que tendrá lugar en los Juzgados de Móstoles, volverá a retomarse en el plazo de un mes. Mientras tanto, las aguas siguen revueltas en ESMASA.