Domingo,30 de abril de 2017

Situación límite

Imagen: Sergio Reyes/AD Alcorcón

Un vecino poco dado a confraternizar como el Getafe ha terminado de empujar al Alcorcón hacia una situación verdaderamente crítica. La más comprometida desde que milita en la división de plata. Y no solo porque la derrota del pasado fin de semana fuera abultada, que también, sino sobre todo porque llegó ante sus incondicionales y la imagen ofrecida por el colectivo alfarero es de esas que ofrecen escasos argumentos para mantener la confianza.

El problema es que la inercia de un tiempo a esta parte es tremendamente negativa. Ahí están si no los datos para corroborarlo. Una única victoria en los últimos once partidos, en los que tan solo ha sumado 7 puntos sobre 33 posibles. Hablamos además del equipo menos realizador de la categoría (24 en 34 jornadas) y que se ha quedado sin marcar en cinco de las ocho últimas citas...

La estadística es demoledora para los intereses del Alcorcón, que el pasado 28 de enero -hace menos de tres meses- pasaba por encima del líder Levante (2-0) y se situaba en la zona templada de la tabla, con cinco puntos de ventaja sobre la zona de descenso y a la misma distancia de los puestos de playoff de ascenso. Hoy, sin embargo, marcha vigésimo y está a dos puntos de la permanencia con ocho jornadas por disputarse.

Uno de los jugadores más  carismáticos del vestuario es Dani Toribio, que en declaraciones a Al Cabo de la Calle no esconde que “estamos en una mala dinámica deportiva. Los resultados no acompañan y la suerte tampoco. Se nos ha juntado todo y por eso nos hemos metido en la zona de abajo”, sostiene.

No obstante, el mediocentro alfarero se resiste a dejarse llevar por el desánimo y asegura que “todos los integrantes de la plantilla estamos convencidos de que esto lo vamos a sacar. Sabemos que la situación es muy difícil”, admite, “pero hay que trabajar duro y buscar la suerte de cara a puerta porque todavía queda mucho partido”.

El más inmediato es el de este fin de semana ante el Reus, un duelo trascendental a estas alturas de temporada. “Cuando estas en esta situación ya no hay margen para el error ni excusas que valgan. Solo vale ganar, ganar y ganar”, recalca antes de subrayar que este compromiso “es más que una final. Nos jugamos más que tres puntos y es fundamental ganar”.