Miércoles,24 de mayo de 2017

Suspendido el pleno tras la expulsión de un edil del PSOE que se negó a marcharse

“En este momento, debido a la desobediencia a la presidencia de un concejal socialista, a la resistencia a abandonar el pleno,  pese a las reiteradas peticiones y exigencias de la Policía municipal, se suspende el pleno”. Así puso fin el alcalde de Alcorcón, David Pérez, al último pleno ordinario celebrado en la ciudad el pasado 22 de febrero. 

De esta forma, agentes de la Policía municipal se convirtieron en protagonistas involuntarios de un pleno al intentar acatar las órdenes dadas por la presidencia, que recae en el alcalde de Alcorcón y que no pudieron llegar a cumplir tras las protestas de los concejales de la oposición y la negativa por parte del concejal socialista, Miguel Ángel González, a marcharse. 

La riña política volvió a centrar una vez más la jornada plenaria que, al llegar a una moción presentada por Ganar Alcorcón en la que se estaba votando realizar una mancomunidad para la gestión municipal del Centro Integral de Protección Animal, ediles del PP equivocaron el voto, algo que el regidor calificó como una “confusión”.  

Los intentos de David Pérez para volver a repetir la votación fueron infructuosos, ya que la oposición manifestó su negativa a hacerlo.

Ahí empezó un nuevo rifirrafe que terminó con la orden de expulsión por parte del alcalde, David Pérez, al concejal socialista Miguel Ángel González, por no tener el uso de la palabra tras habérsele reiterado en dos ocasiones a lo largo de la jornada que no hiciera uso del mismo sin ser su turno.  

Tras varios momentos de tensión, se dio paso a un receso de 5 minutos que tampoco sirvieron para que las aguas volvieron a su cauce, ya que tras retomarse la sesión el edil socialista expulsado volvió a tomar su asiento, lo que motivó la decisión del alcalde de dar por finalizado el pleno. 

La portavoz popular, Ana González, explicó que el concejal se negó a abandonar la sala y “las reglas del juego son para todos igual”. “Esto es como en el fútbol, con la segunda amarilla te tienes que marchar porque automáticamente se convierte en una tarjeta roja”, y eso no se cumplió explicó. 

LA OPOSICIÓN

Por su parte, los partidos de la oposición (PSOE, Ganar Alcorcón e IU-LV) no tardaron en criticar la actitud del alcalde en el Pleno, a la que calificaron de “intolerante, caciquil y dictatorial”. Asimismo, el tripartito ha anunciado que llevará  a cabo medidas para lograr que el alcalde abandone la presidencia del pleno. 

Los grupos aprovecharon, una vez más, este nuevo hecho, para exigir un movimiento por parte de la formación naranja, con cuatro concejales en el municipio, para que se sumaran a la moción de censura que, por activa y por pasiva le han planteado. 

En un comunicado, el portavoz de Izquierda Unida, José Antonio López Tinaquero, declaró que “tenemos que hacer todo lo posible para que abandone la Alcaldía porque él es quien incendia y quien evita dar coherencia en este sentido” y ha reiterado el llamamiento a Ciudadanos “para acabar con estas situaciones y actitudes”.

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Alcorcón, Alfonso Reina, volvió a pedir la dimisión del regidor tras “la bochornosa situación vivida en el último pleno, en la que demuestra una vez más el abuso que hace de su autoridad David Pérez”.

Reina explicó que “si el PP comete un error en una votación, ya está votado, y no se puede volver a votar porque lo dice el reglamento” y explico que el artículo 104 del reglamento “te da derecho a explicar que se ha cometido un error y a que quede constancia de que has votado por error”, pero ha recalcado que “no hay ningún artículo que permita repetir la votación, como bien dijo el secretario municipal”. 

Habrá que esperar a la próxima sesión plenaria para volver a ver un nuevo capítulo de las riñas políticas en Alcorcón. 

VARIOS PUNTOS SIN DEBATIR

La suspensión del propio pleno obligó a dejar en el tintero dos mociones que aún no han sido debatidas y que tendrán que llevarse a próximas sesiones. 

El propio alcalde propuso en el pleno que los portavoces podrían debatir en junta cuando se retomaba la sesión.  Al parecer, éstos optaron por retomar el pleno este mismo jueves, coincidiendo con la celebración de la Asamblea de Madrid, lo que impediría la asistencia del regidor por su cargo de diputado, algo que desde el Gobierno municipal han achacado al “impresentable afán de ruptura institucional que busca toda la oposición”.

Ante esta postura, aún se estudia si el pleno se reanudará otra día, cuya fecha tendría que determinarse, o si las cuestiones se tratarán en el próximo pleno, tal y como establece el ROM.