Miércoles,24 de mayo de 2017

Artículos en "opinion"

“A quien se niega a arriesgarse y a crecer, le devora la vida”, también en política

La serie, que muestra cómo un pequeño partido de centro acaba formando Gobierno en Dinamarca gracias a su capacidad para acordar con otras formaciones políticas concretas que beneficien a los ciudadanos, no parece, tras lo vivido en los últimos dos meses, el ejemplo que han decidido seguir los partidos políticos en España. Más bien estamos desde comienzos de año en una suerte de escenario del tipo The Walking Dead en el que, por un lado, la supervivencia es el objetivo prioritario -y casi único- y el terreno de juego está protagonizado por algún que otro “muerto viviente” que, en ocasiones, parece creer que sigue muy vivo.

El órdago del Gobierno local puede provocar que Ángel Torres cumpla su amenaza

Como decía Drucker, las buenas intenciones no son suficientes para alcanzar los logros

Muchos se esconden tras el anonimato de las redes para insultar y vejar a los demás

Lo vivido en Madrid guarda similitudes con lo que puede ocurrir en julio en Getafe

Da la sensación de que la corrupción que asola este país está demasiado institucionalizada 

David Pérez es muy dado a responder a quienes le cuestionan en redes sociales

“La mujer del César no solo debe ser honrada, sino que además debe parecerlo”

Las consecuencias de la ‘torpeza’ de Ganemos Pinto son más graves de lo que parece

Una democracia sana necesita de los medios de comunicación, de la pluralidad informativa, algo que no hay que confundir con la información subvencionada. La disparidad de criterios enriquece; la confrontación de opiniones bien entendida dignifica; la fiscalización de la labor política es imprescindible

La traducción en escaños de los votos depositados en las urnas el pasado 20 de diciembre ha sino poco menos que maquiavélica: ha establecido unos equilibrios de poder muy finos y un margen de maniobra aun más fino

El pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada volverá a ser testigo de la “fiesta” de los socialistas, como ya lo fuera en otras ocasiones en las que no siempre fue talismán para la formación

Se esperaba con gran expectación y resultó un verdadero fiasco. La ausencia de Mariano Rajoy ya desvirtuaba a priori lo que se nos intentó vender como el debate de debates, el combate final para intentar captar a los indecisos, la gran batalla dialéctica entre la vieja y la nueva política. Nada de nada

La llegada de nuevos partidos políticos a las Corporaciones locales ha contribuido a pluralizar la vida pública y a enriquecer con más propuestas y más puntos de vista las sesiones plenarias de los distintos municipios. Cualquier nuevo prisma que contribuya a sumar, que ayude a arrojar más luz sobre cuestiones que afectan a una localidad, será siempre bienvenido

Definía Frank Leahy la egolatría como el “anestésico que duerme el dolor de la estupidez”. Hablar bien de uno mismo y poner a otros en el extremo opuesto de la balanza puede conllevar satisfacciones o tremendas aflicciones, dependiendo de cuál sea la entidad del contrincante.

Utilizar la imagen de Albert Rivera para intentar desacreditarle se parece más a pegarse un tiro en un pie

La regeneración política no es tarea fácil, eso nadie lo duda, pero no parece procedente que, a las primeras de cambio, la transparencia y la participación que uno abandera en las calles y en los foros se tornen en despotismo injustificado

Seis años más tarde, EMGIASA, la empresa que hizo posible la construcción de 6.000 viviendas protegidas está en la última fase de su liquidación

Días antes de los terribles sucesos de París, tuve un sueño. Era de noche y oí un gran grito; me asomé a la ventana y vi a un grupo de yihadistas armados dirigiéndose a mi casa. El pánico me hizo despertar sobresaltado, y durante varios días esa imagen me ha perseguido.

Pocos días después, París se estremecía. No fue un sueño premonitorio. Fue un sueño que viene a confirmar que ISIS ha conseguido en parte su objetivo: que el miedo forme parte de nuestras vidas.

No parece de recibo que un partido en el Gobierno decida explicar el contenido de los Presupuestos a unos cuantos vecinos afines y no dé traslado de su propuesta con la misma celeridad y premura a los grupos de la oposición, que al fin y al cabo representan al resto de conciudadanos.

La transparencia debería ir de la mano de la honestidad, en un sentido y en el otro, y nos debería permitir conocer sin trampa ni cartón cuál es la situación de partida de nuestros políticos

A pesar de que los datos macroeconómicos hablan de una incipiente recuperación en nuestro país, parece que algunos se empeñan en poner palos en las ruedas a la salida de la crisis. Motivos políticos no faltan para que los agoreros, aquellos que parecen sentirse más cómodos en el interior del túnel que fuera de él, se pongan manos a la obra para frenar en la medida de lo posible el positivismo contenido que, queramos o no, empieza a dejarse ver.

Peticiones de prisión e inhabilitación, imputaciones por prevaricación y malversación de caudales públicos, querellas por lesiones… el panorama político es desolador de un tiempo a esta parte, y prácticamente ninguna ciudad por pequeña (o grande) que ésta sea está libre de ver a sus representantes legítimamente electos pasando por el banquillo.